¿Puedo instaurar los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en mi empresa?

¿Puedo instaurar los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) en mi empresa?

Hasta la actualidad, una línea generalizada de pensamiento consistía en relacionar desarrollo con crecimiento económico. De este modo, los países más industrializados habían sido calificados como desarrollados, mientras que, el Sur mundial, más ligado a actividades del sector primario, habían sido calificados como subdesarrollados o en vías de desarrollo.

El desarrollo, no debe ser identificado con crecimiento económico, pues no toda acción en favor de la producción de riqueza y del consumo de bienes y servicios reinvierte de forma positiva en la sociedad y en el medioambiente. Ejemplo de esto es la tendencia de cambio en el clima tras los últimos años de auge de producción y ventas.

Por lo tanto, el concepto de desarrollo ha de estar ligado a otras cuestiones fundamentales como son el respeto a los Derechos Humanos, el cuidado del Medioambiente y la solidez de las estructuras políticas.

Tanto nuestro planeta como los recursos que encontramos en el mismo, son limitados, y al ritmo actual, estas limitaciones serán cada vez más visibles. Los ODS que más adelante explicaremos se establecen en este contexto de urgencia social y medioambiental como las herramientas concretas que nos van a permitir avanzar en la dirección de un desarrollo sostenible.

La población ha de dejar de pensar sobre las consecuencias del cambio climático y empezar a elaborar estrategias de mitigación de sus efectos. Se ha de compaginar la denuncia de la falta de recursos educativos en los pueblos con la promoción de programas que recuperen las escuelas y actividades educativas rurales y/o acompañar la denuncia de la despoblación con políticas que promuevan que las familias vayan a vivir a los pueblos.

Los ODS u Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan ser un instrumento para la consecución de un mundo más justo y sin desigualdades. Forman parte de la Agenda 2030 para el cumplimiento de sus objetivos. En líneas generales los ODS se subdividen en 17 puntos que se agrupan en 5 grandes áreas:

“Fuente: elaboración propia”.

  • Personas: búsqueda del bienestar de las personas, hambre cero, mejora de su salud, de sus condiciones sociolaborales e igualdad.
  • Planeta: gestión eficiente de los recursos, conservación y mejora del entorno y maximización de la sostenibilidad y la autoeficiencia.
  • Prosperidad: creación de riqueza para el entorno, nuevos puestos de trabajo directos e indirectos, fomento de la ecología y las energías renovables, y reducción de las desigualdades.
  • Paz: busqueda del camino, la relajación, la introspección para estar bien consigo mismo y con los demás.
  • Alianzas: creación de soluciones compartidas mediante trabajo cooperativo entre personas y empresas locales.Fuente: https://www.un.org/es/

Sí. Las empresas podrán descubrir nuevas oportunidades de crecimiento y reducir sus perfiles de riesgo mediante el desarrollo y la entrega de soluciones para lograr los ODS. Las empresas pueden utilizar los ODS como un marco general para marcar su estrategia, es decir, dar forma, dirigir, comunicar y reportar acerca de las estrategias, metas y actividades, lo que les va a permitir la capitalización de una serie de beneficios.

 

Estos beneficios pueden incluir:

  • Identificar futuras oportunidades de negocio: los ODS pretenden redirigir los recursos de las inversiones públicas y privadas a nivel mundial, hacia los retos que ellos representan. Esto contribuirá al crecimiento de mercados y facilitará el acceso a capital para empresas que pueden ofrecer tecnologías y soluciones relevantes, por medio de modelos de negocios sostenibles e incluyentes.
  • Mejorar el valor de la sostenibilidad corporativa: al integrar consideraciones de sostenibilidad a través de la cadena de valor, las empresas pueden proteger y crear valor para ellas mismas.
  • Fortalecer las relaciones con las partes interesadas: las empresas que alinean sus prioridades con los ODS, pueden mejorar las relaciones con clientes, empleados y otras partes interesadas, mientras que aquellos que no lo hacen, estarán expuestos a crecientes riesgos legales y de reputación.
  • Estabilizar las sociedades y los mercados: invertir en el éxito de los ODS, facilitará el éxito empresarial. No pueden existir empresas exitosas en sociedades fracasadas.
  • Usar un lenguaje común y un propósito compartido: los ODS definen un marco de acción común y un lenguaje que ayudará a las empresas a comunicarse de manera más coherente y eficaz con las partes interesadas, acerca de su impacto y desempeño. También, los ODS, podrán servir de puente hacia alianzas más eficaces con Gobiernos, Organizaciones de la Sociedad Civil y con otras Empresas por su propósito unificado de prioridades hacia un desarrollo sostenible.

En décadas anteriores, el diálogo entre Empresas, Gobiernos, Sociedad Civil y líderes de pensamiento ha dado forma a marcos, principios y directrices a nivel mundial en materia de conducta empresaria responsable y ética. La lista de los principios que se aplican universalmente a todas las empresas incluye:

La Declaración Tripartita de Principios de la Organización Internacional de Trabajadores (OIT) sobre las Empresas Multinacionales y Política Social.
Los Principios del Pacto Global de las Naciones Unidas.
Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos.
Además, existen otros que son aconsejables que las empresas tengan en consideración, como base para la contribución a los ODS. Se incluyen aquí la ISO 26000 sobre Responsabilidad Social y otras directrices regionales, como las Líneas Directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para Empresas Multinacionales.

 

Definir prioridades

Para beneficiarse de las oportunidades y desafíos de los ODS, habrá que definir las prioridades de cada empresa para enfocar los esfuerzos. Deberemos:

  • Fijar nuestra cadena de valor para identificar las áreas de impacto.
  • Seleccionar los indicadores y recopilar datos.
  • Definir nuestras prioridades.

 

Establecer los objetivos

Evaluados los resultados de impacto y realizada una priorización de objetivos, es fundamental un correcto desempeño. Establecer, por ejemplo, unos objetivos de sostenibilidad específicos, medibles y con límites de tiempo, ayuda a fomentar prioridades compartidas y a impulsar el desempeño de toda la organización. Se habrá de:

  • Concretar el alcance de las metas y seleccionar los KPI (indicadores de rendimiento).
  • Definir la línea de base y seleccionar el tipo de objetivos.
  • Establecer el nivel de ambición.

 

La integración

Integrar la sostenibilidad es fundamental porque tiene el potencial para la transformación de la actividad principal de la empresa. Se incluye la oferta de productos y servicios, los segmentos cliente, la gestión de la cadena de suministro, la elección y uso de las materias primas utilizadas, la red o redes de logística y el fin de la vida útil de su producto o servicios. Por lo tanto:

  • Se ha de anclar los objetivos de sostenibilidad dentro del negocio.
  • Se ha de integrar la sostenibilidad en todas las funciones del negocio.
  • Se ha de participar en alianzas creadas.

 

Informar y comunicar

Resulta vital informar y comunicar continuamente sobre el progreso del proceso hacia la sostenibilidad y los ODS, con el fin de comprender y atender a las necesidades de las partes interesadas.

El desarrollo de un sistema que permita integrar la gestión de asuntos de desarrollo sostenible en la toma de decisiones empresariales es una necesidad para la transición hacia un proceso de informe más operativo y eficaz.

Para el proceso de informe y comunicación, es vital que las empresas utilicen estándares reconocidos internacionalmente para la elaboración de los mencionados informes de sostenibilidad, como pueden ser los GRI o CDP entre otros.

Comunicar el desempeño frente a los ODS faculta que se utilice un lenguaje común para este proceso. Este marco común contribuye a definir como priorizar la narrativa de informe y el tipo de divulgaciones que una empresa realiza, por medio de una amplia variedad de comunicados sobre su desempeño en desarrollo sostenible.

Fuente: Elaboración propia y https://www.un.org/es/